Albañilería: ¿Qué hace realmente un albañil?¿Cómo contrato al mejor para mí?

Los trabajos de albañilería son los más demandados para hacer una reforma en tu casa. La mayoría de nosotros sin embargo no saben qué cualidades tiene un albañil y todos los trabajos que es capaz de realizar.

En este articulo vamos a ver los diferentes trabajos que puede realizar un albañil, sus cualidades y sus precios medios. Finalmente, daremos unos tips y trucos para elegir al albañil que mejor se ajuste a las necesidades de tu reforma.

¿Qué habilidades tiene un albañil?

Una obra completa es un trabajo largo, arduo y que requiere de mucha planificación. Te animo a leer nuestro post sobre reformas integrales para que puedas planificar tu reforma detalladamente.

El trabajo de albañilería es de los más completos en una obra ya que tiene que trabajar autónomamente y a la vez saber acatar ordenes, interpretar planos y ajustarse a los cambios que inevitablemente habrá a lo largo de una obra.

Un albañil ejecuta muchas de las partes de una obra fundamentales para que esta se pueda completar: como preparar los morteros para crear el cemento, crear los cimientos, levantar tabiques, abrir rozas y dar soporte especifico a las tareas de los demás operarios de una obra, como fontaneros o electricistas. Los trabajos de albañilería se requieren a lo largo de todo el ciclo del proyecto.

Al poder dar soporte a tantos otros profesionales se considera al albañil como una ayuda necesaria durante toda la ejecución de la obra, ya que participa de las tareas más tempranas en la construcción (como poner cimientos) como de tareas finales como retoques y últimos detalles.

La albañilería tiene su propia jerarquía. Dependiendo del tipo de obra se necesitará uno o varios albañiles del mismo o diferente rango. Los rangos en albañilería van de menor a mayor por este orden: peón, ayudante, oficial, capataz y finalmente encargado de obra.

¿Qué trabajos realiza un albañil?

En esta parte del articulo vamos a analizar las tareas que los albañiles realizar prácticamente a diario.

  • Lectura e interpretación adecuada de planos y detalles arquitectónicos. Un albañil es capaz de leer, analizar y decidir la manera más eficiente de ejecutar su parte del trabajo para obtener el mejor resultado final posible.
  • Permisos de ejecución de obra. Dependiendo del grado de experiencia del albañil, sobre todo si es capataz de obra, puede que entre sus competencias esté también asegurarse que todos los permisos están listos para ejecutar la obra sin problemas legales.
  • Preparación 360º de todo el trabajo. Como el albañil tiene unas capacidades tan amplias y generales suele ser de los que más tiempo total pasa en la obra. Un albañil es capaz de preparar los materiales y herramientas para que el trabajo tenga las mínimas demoras.
  • Detección y voz de alarma de problemas. Los albañiles puedes detectar problemas de todo tipo, ya que están acostumbrados a trabajar en lugares al aire libre y cerrados y hasta con polvo o sucios. En todas estas circunstancias deben de ser capaces de evaluar riesgos laborales. Por ello, los albañiles deben llevar ropa protectora, como zapatos o gafas especiales, cascos de seguridad y a veces hasta estar sujetos a un arnés. En cuanto a los problemas de construcción, los albañiles son capaces de reconocer fisuras, humedades e incluso el deterioro de vigas o columnas. En toda obra debe de haber un responsable que se haga cargo de estos problemas y minimice los problemas en la obra.
  • Albañil

    Albañil

    Derribo de elementos superfluos o innecesarios: Seguramente la actividad que más rápido nos venga a la cabeza cuando pensamos en las tareas que hace un albañil, seguro que es la de derribar muros para cambiar la distribución de una casa. La albañilería se encarga de retirar todos los materiales que ya no sean necesarios para la casa: suelos, paredes, puertas, ventanas, azulejos o maderas y deshacerse de estas correctamente llevándolas a las escombreras o puntos de recogida.

  • Construcción de los nuevos elementos. Al igual que derriba los diferentes elementos que ya no serán necesarios también levanta las nuevas particiones, muros o pone los nuevos azulejos, techos falsos, aislamientos, tabiques de pladur o chimeneas. Especialmente importante es la tarea de enladrillado de los albañiles. El enladrillado es una tarea fundamental para que la estructura del edificio sea adecuada, ya que pueden trabajar tanto en nueva construcción como reformas.
  • Trabajos preliminares. En muchos casos los albañiles son los encargados de allanar el terreno a otros profesionales como pintores, electricistas o fontaneros.
  • Repaso final de la obra. Al estar hasta el final de la obra los albañiles suelen ser también los encargados de repasar el estado final de la obra. Por ello, incluso durante la obra deben de asegurarse que el estado y calidad de la obra sea el adecuado.

¿Qué perfil tiene un albañil?

El albañil debe tener unas cualidades muy específicas para poder desempeñar su trabajo adecuadamente como tener buenas habilidades manuales para tener destreza con una gran variedad de herramientas, como paletas, martillos, cortadores o mazos a la vez que tener buen ojo para colocar los ladrillos correctamente alineados.

El trabajo de un albañil requiere una buena habilidad para trabajar en equipo y poder coordinarse con otros profesionales a la vez que tener una buena capacidad de seguir planos e instrucciones especificas de la industria de la construcción.

También es conveniente estar en forma, ya que el trabajo de albañilería requiere levantar materiales pesados y estar en constante movimiento físico. Además de levantar materiales también va a trabajar en lugares con polvo o sucios como hemos mencionado anteriormente, por lo que es conveniente que tenga conocimientos de seguridad laboral.

Muchas veces también será el encargado de transportar los materiales por lo que es conveniente que sepa conducir.

Checklist de los requisitos esenciales para desempeñar un buen trabajo de albañilería:

  • Atención al detalle
  • Buena forma física, ya que tendrá que agacharse y levantar objetos pensados a menudo
  • Trabajar en equipo
  • Seguir instrucciones
  • Trabajar organizadamente en un ambiente ruidoso, desordenado o polvoriento
  • Rapidez y trabajo bajo presión
  • Habilidoso/a para usar las manos y las herramientas
  • Conocer las implicaciones de los riesgos laborales
  • Aunque no sea imprescindible es recomendable tener permiso de conducir para poder desplazarse a la obra por sí mismo.

Seguramente el caso más frecuente por el que requiramos de un albañil será la redistribución de nuestro hogar, ya sea para crear o tirar tabiques.

¿Qué hay que saber acerca de la construcción de un tabique?

Primero vamos a contestar a unas cuantas preguntas básicas para identificar el tipo de tabique o separación que necesitamos en nuestro hogar.

¿Cuándo necesito un tabique?

Un tabique se necesita principalmente para separar un espacio en dos partes individuales. Al separar una estancia en dos es obvio que ese tabique va ocupar un pequeño espacio adicional y por eso el grosor es importante ya que permite saber cuales van a ser las dimensiones de cada una de las dos partes del antiguo espacio. También puede ser que queramos un tabique a media altura, algo más típico entre cocina y salón para crear barras americanas, manteniendo la separación, pero creando un espacio mas abierto.

Dependiendo de la utilidad de este tabique necesitaremos diferentes tipos de materiales. Los más comunes son ladrillo y pladur. Las ventajas del pladur es que es un material muy ligero y fácil de instalar. Por el contrario, el ladrillo es mucho mas resistente por lo que es el material optimo para poner baldas o estanterías después de su instalación.

En general hay 3 tipos de tabiques a mencionar:

  • Tabiques de distribución: Estos tabiques son los que se instalan con la estructura de la casa y separan una habitación de otra.
  • Tabiques de separación: Este tipo se utiliza entre diferentes casas para aislar mejor de los sonidos, ya que suelen estar reforzados con material aislante y por ello tener mayor grosor.
  • Trasdosados: Este es un tipo muy especifico de tabique, ya que se una para mejorar las especificaciones de un tabique normal como puede ser mejorar su aislamiento acústico o térmico.
Albañil construyendo muro

Albañil construyendo muro

Para construir cualquier tabique lo primero que debemos tener en cuenta es la elección del profesional. Tenemos que asegurarnos que el profesional nos ha mandado un presupuesto adecuado y estamos seguros de que va a cumplir con los requisitos y necesidades de nuestro proyecto.

Para elegir al profesional adecuado, te recomendamos que eches un vistazo a nuestra pagina y contactes con algunos profesionales compares ofertas, calidades y tiempos para encontrar el profesional que mas se ajuste a tus medidas. No siempre el profesional más económico es que el que se ajusta mejor a tus necesidades de tiempos, materiales, especificaciones o tal vez no incluyan el presupuesto de todas las partidas. Asegúrate bien de que el profesional que contrates se ajusta totalmente a tus necesidades. Estamos seguros de que encontraras a alguien perfecto.

Si tu reforma consiste en construir un muro, lo importante es asegurarte de que el profesional que eliges trabaja con los materiales que quieres. Por ejemplo, el pladur es un material que sólo algunos profesionales saben utilizar correctamente y requiere una mano de obra especializada.

Costes de construir un tabique

En términos generales el coste de construir un tabique depende de varios factores, como el tamaño del tabique, su grosor, de los materiales que se usen y finalmente del acabado que se le quiera dar. Por ello, el coste por metro cuadrado de tabique empieza a partir de los 30 a 40€. Por supuesto, cada adicción y especificación que añadamos a la construcción básica incrementara el precio por metro cuadrado.

Para construir un tabique de pladur con pintura lisa y un grosor medio de 4cm el precio por metro cuadrado será mas o menos de unos 15€.

De mas sencillo a mas complejo, los pasos a seguir para conseguir una pared empiezan por levantar la pared, enyesarla, pintarla y finalmente añadir cualquier detalle decorativo adicional.

Ya hemos mencionado anteriormente el precio de levantar un muro dependiendo de sus materiales, que oscila entre los 15 y 40€ el metro cuadrado dependiendo de los materiales.

El enyesado por otro lado, suele rondar los 10€ por metro cuadrados y otorga un aspecto mucho más estético y cuidado a la pared. Finalmente, la pintura depende de tipo, color y acabado de la misma. Para saber más sobre tipos de pinturas, visita nuestro artículo sobre pinturas que tiene muchísima información sobre todos los tipos de pintura y papel pintado.

Costes medios de los trabajos de albañilería

Como ya sabes nosotros en Maybers abogamos por transparencia de precios y creemos que en el mundo de las reformas aún existe cierta opacidad a la hora de hablar sobre costes, honorarios y precios.

Igualmente queremos aclarar que todo tiene un precio y descartar un trabajo únicamente por ser caro tal vez no sea la mejor decisión. Seguramente si es caro es porque utiliza materiales de mejor calidad o el albañil tiene cierta experiencia y garantía. Así que como dice el refrán: lo barato a veces hay que pagarlo doble.

Un servicio de albañilería variará según su dificultad y tipo de proyecto. Los trabajos pueden ser puntuales y por ello pagados por horas o pueden ser completar un cierto proyecto dejado más flexibilidad en los tiempos. Un albañil de rango medio puede cobrar alrededor de los 25€ por hora o unos 130 € por día. Como hemos explicado antes, hay grandes diferencias de formación entre los diferentes tipos de albañiles.

Por poner varios ejemplos de precios medios que puede cobrar por un trabajo de albañilería son:

  • Reparar fisuras en fachadas: entre los 15 – 40 €/m².
  • Alisar el suelo / Solar: entre los 18 -25 €/m².
  • Alicatados en cocinas o baños: entre los 15-25 €/m².
  • Rozas en paredes o suelos: alrededor de 10€/m.

¿Cómo sé que he contratado al mejor albañil?

En Maybers te lo ponemos muy fácil. Simplemente sigue estos pasos para estar seguro que has contratado al mejor albañil:

  • Conoce sus trabajos anteriores. En Maybers puedes ver los trabajos que realiza y ya ha completado este profesional por lo que es muy fácil saber si su perfil se ajusta a tus necesidades.
  • Especialización. Asegurarse que el especialista seleccionado tiene las capacidades de trabajar con los materiales o especificaciones requieres.
  • Comparar precios y opiniones. En Maybers tenemos un apartado de revisiones, opiniones y calificaciones, que va a ser muy útil para saber si el profesional es de confianza y si el trabajo lo realiza atendiendo a las necesidades del cliente y lo entrega correctamente.
  • Finalmente, lo mejor es contactar al albañil que deseas para conocer su agenda y disponibilidad.
08/08/2020