Reforma Integral: Guía definitiva para no perderse entre escombros

Consejos para una reforma

Reforma Integral: Guía definitiva para no perderse entre escombros

Una reforma integral parece muy sencilla en la gran pantalla, pero al querer llevarla a cabo en tu propia casa se descubre que hay que tener las ideas muy claras y contar con muy buenos profesionales para completar la reforma en tiempo y presupuesto.

Una reforma integral es toda aquella reforma que conlleva mas de tipo de arreglo normalmente transformado una estancia completa de la casa. Por ejemplo, una reforma integral de cocina es una reforma en la que se van a modificar suelos, techos, ventanas, iluminación, fontanería y carpinterías, todas o mas de una de ellas. También se puede hacer una reforma integral de toda la vivienda. Si la reforma integral incluye toda la casa también se suelen redistribuir los espacios, añadir o quitar habitaciones o juntar salón, comedor y cocina para cambiar a un concepto de vivienda más abierto y moderno.

Normalmente las reformas integrales se suelen realizar cuando se adquiere una nueva vivienda, normalmente de segunda mano, para conservación de edificios históricos o para actualizar las instalaciones tanto de aguas como de luz. Suelen ser obras que suelen llevar bastante tiempo y convivir con una reforma integral suele ser complicado, por supuesto dependiendo del tamaño de la casa y reforma a realizar.

Partes de una reforma integral

Cada reforma es un mundo, tiene sus complicaciones y particularidades que hacen que sea única. Sin embargo, hay algunos puntos que son comunes a todas las reformas.

Aquí te mostramos los pasos básicos que toda reforma integral debe contener:

Planificación

Reforma integral a medias

La planificación es sin duda la parte crucial de la reforma integral. Aunque no sea la parte visible del proyecto, una buena planificación va a ser crucial para garantizar el éxito de la reforma. Es esencial definir claramente lo que se quiere conseguir, el tiempo que se va a dedicar a cada fase y también el presupuesto de cada una de ellas. Una buena planificación es esencial para tener las ideas de la reforma claras y ser capaces de afrontar imprevistos de forma tranquila y tomar las decisiones correctas cuando estemos faltos de tiempo.

Tiempos:

Para conseguir una buena planificación lo más recomendable es contactar con asesoramiento profesional. O bien, poniéndote en contacto con un estudio de arquitectura o bien hablando con profesionales para cada una de las tareas que vas a realizar y midiendo tú mismo los tiempos de la reforma. Para poder estimar los tiempos de una reforma integral te recomendamos que contactes con profesionales para evitarte demoras o preocupaciones innecesarias.

Presupuestos:

A la par del tiempo suele ir el presupuesto. Cuanto más rápida sea la obra, más cara va a ser. Por ello, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro articulo sobre presupuestos y estés seguro de que tienes todo lo necesario en tu presupuesto para evitar sorpresas costosas.

Permisos:

Las reformas integrales a veces suelen involucrar la creación de espacios nuevos y modificaciones de fachada. Antes de lanzarte a por la obra, asegúrate de que tienes todos los permisos necesarios. Por ejemplo, permisos de modificación de fachada, vallas o extensión de terrazas y balcones u ocupación de vía pública, contenedores, etc.

Para realizar una reforma integral de éxito es fundamental saber que antes de poder decorar, pintar o arreglar las partes visibles de las estancias, tenemos que prestar atención a las instalaciones y estructuras para asegurarnos de que estamos en una vivienda segura antes de empezar a ponerla bonita.

Demolición

La demolición es la primera parte visible de una reforma integral. Antes de empezar a demoler muebles empotrados o pareces, es fundamental cerciorarse de que puede ser demolido, y que esa pared no es un muro de carga o contiene tuberías y otro tipo de servicios detrás de ella.

Antes de la demolición asegúrate también de haber completado todo el papeleo con el contratista teniendo claros los plazos y presupuesto.

Si vives en una comunidad de vecinos es importante notificar al presidente de la comunidad sobre las obras para que sean aprobadas antes de que empiecen. Igualmente, si se van a cambiar partes de la fachada, ventanas o se van a tener escombros hay que avisar al ayuntamiento o competencia regional para notificar la obra.

Instalaciones

Las instalaciones son todos aquellos servicios que llegan a una casa, como las tuberías de agua, tanto de aguas limpias como bajantes y aguas residuales.  La luz, cables de electricidad que están dentro de las paredes dando salida a luces empotradas o saliendo a enchufes o interruptores. La calefacción y los radiadores o suelos radiantes tienen mecanismos de agua o electricidad y es importante tener las tomas correctas donde posteriormente colocaremos los aparatos.

Es importante colocar salidas hacia el exterior de la pared para poder posicionar los elementos necesarios para la correcta habitabilidad de la casa: enchufes, interruptores, lámparas, grifos, sanitarios, radiadores, etc.

Carpintería

Carpintería se considera a todas las puertas, ventanas, armarios etc. Es la fase de la reforma en la que se empieza a hacer visibles las mejoras y resultados de la reforma. En la fase de planificación habremos pensado sobre los detalles y materiales que vamos a utilizar en cada una de las fases. La carpintería suele tener que pedirse con antelación para que esté lista para su instalación en el momento correcto de la reforma integral.

Acabados

Los acabados son los últimos retoques de la reforma y muchas veces a la Carpintería y los acabados va de la mano.

En la fase de acabados entran la pintura de paredes, empapelar los armarios, colocar rodapiés y ensamblar los muebles etc.  Si en esta reforma también se cuenta con la ayuda de decoradores también entrarían en este apartado.

 

Puntos para tener una reforma integral de éxito

Con este articulo queremos ayudarte a convertir tu hogar, vivienda o proyecto en un éxito y que puedas realizar más reformas en el futuro. Por ello, a continuación, te vamos a dar una serie de pasos y consejos para tu reforma integral de éxito.

  • Ten muy claros tus objetivos generales.

Esbozar claramente las ideas y objetivos que queremos conseguir con la reforma integral. Una nueva distribución, un concepto más abierto, una cocina más grande, añadir una habitación o un baño adicional. Intenta pensar también en el estilo en el que te gustaría para tener también una idea de los materiales mas adecuados con tu estilo.

Puede que tengas hasta demasiados deseos y tengas que decidir cuales de tus objetivos o necesidades tienen prioridad sobre otras.

  • Plasma sobre el papel tus ideas.

Para tener las ideas claras, lo mejor es plasmarlo en un papel, para aclarar las ideas. De hecho, si queremos reestructurar o cambiar la distribución de la casa, puede ser conveniente dibujarlos para saber si nuestras ideas son viables, o saber cual de las ideas que tenemos es más acertada que otras.

  • Baraja tu presupuesto y cuantifica los gastos.

Cuando pongamos las ideas en papel podremos pensar en el presupuesto que queremos o tenemos que ajustarnos al presupuesto concreto. Suele ser muy útil contratar profesionales para librarnos de posibles contratiempos durante la ejecución y asegurarnos que contamos con todos los permisos y cumplimos con las últimas normativas. Como comentábamos anteriormente la planificación es esencial para garantizar una reforma integral de éxito.

También es recomendable contactar con diferentes profesionales para poder comparar servicios, precios, calidades. En Maybers puedes contactar con varios profesionales y gracias a sus respuestas y valoraciones anteriores, puedes tomar las decisiones correctas y empezar tu reforma. Uno de los errores mas comunes al solicitar presupuestos es tener demasiadas opciones. Nosotros te recomendamos que para salvaguardar tanto tu privacidad como tu salud mental contactes con un máximo de 5 profesionales. Suele ser muy difícil tomar la decisión correcta cuando tienes más de 5 opciones sobre la mesa.

  • Elige la mejor oferta incluso en los detalles (materiales o acabados)

Para elegir la mejor oferta, asegúrate de que estas comparando iguales. Es decir, todo tiene su precio. Puede que una oferta sea más barata por precio, pero lleve más tiempo o tenga materiales más baratos, por ejemplo. Asegúrate de que realmente estás convencido de los materiales y acabados que has seleccionado.

  • Asegúrate de que tienes las garantías necesarias.

Cuando hayas elegido la oferta que más te convence, asegúrate de que tiene las garantías de calidad que esperas y las entregas son claras y medibles. Asegurarte y leer toda la documentación de antemano va evitarte malentendidos y problemas después. Estas depositando tu confianza en profesionales.

  • Licencias y contacto con la administración.

Además de leer bien la documentación que el profesional te ha facilitado también es conveniente asegurarte que no hay licencias u otros detalles contractivos necesarios. Las licencias suelen ser muy tediosas y cambien con asiduidad, por lo que es conveniente dejarte guiar por el profesional y prestar atención a las normativas vigentes.

  • Monitorizar el desarrollo de la obra.

El profesional es el que se va a encargar de llevar toda la reforma, pero es cierto que puede necesitar el consejo o la decisión del cliente para proseguir, o cambiar de rumbo si se ha encontrado algún contratiempo. Puede incluso, que a medida que la reforma se vaya desarrollando cambiemos hasta nosotros como cliente de idea y por eso es esencial estar en contacto con la obra y monitorear su progreso.

Aquí tienes unos cuantos profesionales que pueden ayudarte en tu reforma.

 

Pasos a seguir por el profesional para una reforma de éxito

Check-list para el profesional

  • Tener en cuenta todas las necesidades del cliente.

El cliente puede venir con una extensa lista de deseos, puede que ya los haya valorado y todos ellos puedan cumplirse. Pero seguramente tenga una lista demasiado larga para el presupuesto que nos haya proporcionado. Igualmente, es esencial tomar bien nota de todos los deseos para llegar a un acuerdo con lo que se puede hacer.

  • Enviar un presupuesto realista y detallado.

En las reformas integrales es fácil pensar que quieren cambiar las cosas que se ven, pero suelen olvidarse las instalaciones y los chequeos estructurales. Es importante que el presupuesto haya partidas destinadas a este fin. A veces suele ser tentador mandar un precio final bajo, para asegurarte de ser elegido, pero consideramos que este no es el mejor acercamiento. Al igual que detallar claramente los tipos de materiales y desglosar el presupuesto para que el cliente pueda tomar una buena decisión. Además, cuanto más detallado esté tu presupuesto más confianza podrá el cliente depositar en ti. Seguramente aun no os conozcáis, así que esta es tu primera impresión para crear confianza y seriedad.

  • Reunión con el cliente.

Como seguramente no os conozcáis ni personalmente ni al espacio que vas a reformar, lo conveniente es tener una reunión con el cliente en el espacio a reformar, para tomar tus propias medidas, comprobar la calidad de la estructura o la situación exacta de los servicios. También es conveniente pasar el plan final al cliente y asegurarte de que ambos estáis de acuerdo en todos los puntos de contrato.

  • Permisos y fechas.

Una de las partes mas tediosas de las reformas es la cantidad de papeleo, permisos y licencias que tienen que ser cumplimentadas antes de poder empezar realmente con la reforma integral. Muchas de las licencias pueden llevar meses en ser terminadas por lo que las fechas de empiece y entrega de obra pueden ser ligeramente modificadas. Sin embargo, deberíamos haber planeado estos contratiempos con el cliente, ya que nos ha contratado por nuestra experiencia en el sector.

  • Monitorear el progreso y cambios oportunos.

Aunque ahora seamos los responsables de la obra debemos tener en cuenta las necesidades y deseos del cliente e informarle de las partes que completamos. Asimismo, debemos poder contactarle para urgencias o momentos donde necesitamos de su colaboración y decisión. Aunque hayamos planeado la obra hasta al más mínimo detalle siempre pueden surgir imprevistos para los cuales necesitamos las decisiones, notificación o permiso del cliente. Puede que incluso, sea el cliente el que quiere contactar con nosotros por haber cambiado de idea como, por ejemplo, en el color de la pared o en el tipo de baldosas.

  • Entrega de la obra finalizada.

La entregar de la reforma finalizada es motivo de celebración. Y más, si hemos pactado con el cliente las diferentes partes de la entrega y ambas partes están contentas con el resultado.

 

Siguiendo estos sencillos pasos, tenemos todas las garantías de realizar una reforma integral de éxito y ser capaces de tener un buen recuerdo de ella. Contar con los profesionales adecuados es la clave para disfrutar del proceso y finalmente tener una casa como soñamos.

04/04/2020